Espiritismo Venezolano

Estudio de las diferentes manifestaciones espirítas en la ancestralidad del pueblo venezolano, especialmente en el culto a María Lionza.

Espiritismo Venezolano :Venezuela cuenta con una gran gama de fiestas tradicionales y religiosas, de manifestaciones culturales de todo tipo producto de la unión de tres muy ricas culturas: la europea, la africana y la autóctona. Cada región de nuestro país es dueña de sus propias costumbres, cada una muy marcada y diferente a otras regiones del territorio nacional. Se puede decir que nuestra población es heterogénea. Además de nuestra cultura indígena, se encuentran los descendientes de la cultura negra que llegaron como esclavos desde África, el rico mestizaje que se formó con la mezcla de indígenas, negros y europeos hace de nuestro poblamiento algo muy admirable e interesante en cuanto a cultura, tradiciones y a estructura poblacional. A pesar del proceso de transculturización que se ha llevado a cabo durante los últimos 500 años, nuestros pueblos indígenas, mayormente continúan practicando sus tradiciones ancestrales, aunque muchas se han sincretizado con el catolicismo debido a la incursión de grupos misioneros.

Somos un pueblo eminentemente religioso, lo cual se denota en nuestra cultura,  valores, arte, música, folclor, cosmovisión, mitos y leyendas, el mestizaje que se encuentra en nuestro país, recuerda los tabúes con los que históricamente, son cuestionadas las manifestaciones ancestrales, religiosas, paganas, subestimándolas a un estrato secretamente mágico, esotérico y hermético. Es muy común encontrar en nuestras ciudades, pueblos, zonas montañosas, lugares sagrados, consagrados a elevar plegarias, a nuestras divinidades, para algunos la Virgen de Coromoto, para otros María Lionza, pero siempre llevando el principio Universal del Gran Hacedor, del Gran Arquitecto del Universo, DIOS.

El culto a María Lionza es con toda probabilidad el elemento más elocuente de la simbiosis cultural que en términos de conciencia se ha realizado en la subregión Continental del Caribe. Ha sobrevivido a todos los tiempos y cada vez más se adapta a la necesidad del colectivo ya  que lucha contra el oscurantismo, tumbando muchos paradigmas que nos han tenido en permanente ignorancia

En nuestro contexto nacional, el mito de María Lionza no pertenece al campo cultural académico, por cuanto es una historia producto del sincretismo de las contribuciones de los indígenas, los negros y los europeos, en los tiempos coloniales; aunque se adscribe al complejo mundo mítico de los aborígenes. No obstante, Daisy Barreto, explica que en los hechos que confluyeron en la transformación de una antigua creencia y leyenda local, para la conformación de un culto nacional a la india María Lionza y los caciques venezolanos, está la búsqueda del reconocimiento de los valores étnicos-culturales de los grupos minoritarios (indígenas), destacando la naturaleza heroica del indio, fue elaborado por los intelectuales de mediados del siglo XX.

El culto de María Lionza es el producto de un lento  proceso de acumulación, que recoge rituales ancestrales indígenas, africanos y europeos; que se hacen sentir en las primeras décadas del siglo veinte y que dio origen a la deidad que hoy conocemos: la Reina María Lionza. Sin embargo, mito y culto de María Lionza traspasan las fronteras de este campo cultural. Como dijera Marcel Mauss: “se ha configurado como la Religión de Salvación Colectiva (…), se extiende a toda la geografía del país hasta llegar a ser hoy, la religión más popular de Venezuela, y que traspasando fronteras ha penetrado en los países vecinos”. Aunque el mito tiene su origen en lo que se ha llamado “Campo Cultural de los sectores Dominados”, al transformarse en lo que es ahora, concuerdan en él, las clases sociales popular y no popular. Pollak-Eltz (1966), señaló esta característica en sus trabajos de campo, al notar que los fieles se originan de diferentes extracciones de clases y niveles de instrucción.

De ahí resulta que desde el punto de vista puramente del mito, no puede hablarse de un “pequeño espacio del tejido social rigurosamente delimitado” (González); ya que el mismo corresponde a una mezcla de creencias cuyo soporte lo constituye el vivir religioso de los pobladores prehispánicos, que abarca una geografía desde Cundinamarca (Colombia) hasta la Amazonia

Para algunos folkloristas la Virgen de Coromoto es María Lionza, quien se manifestó a los indios  hace aproximadamente 350 años y los frailes dijeron más tarde que se había aparecido la Virgen María. Por efectos del sincretismo religioso y del mestizaje cultural que se da en el pueblo venezolano, la Virgen de Coromoto y la Divina Pastora tienen mucha semejanza con María Lionza. (Maldonado Bourgoin, Alejandro Colina, El Escultor Radical, p. 68). Es importante resaltar la presencia de divinidades católicas en los altares, como por ejemplo, el Sagrado Corazón de Jesús, Santa Bárbara, La Virgen del Cobre quienes comparten sitiales de honor con la Reina María Lionza el Indio Guaicaipuro y el Negro Felipe, los cuales conforman un trilogía energética que representan el sentir religioso autóctono de un pueblo que se funde con el Tricolor nacional en su más pura expresión.

Con el  tiempo el culto se ha enriquecido con la suma de los mitos y ritos de origen africano y oriental dando como resultado una serie de expresiones religiosas como la Santería, El Espiritismo, la Quiromancia , La Astrología y la Cartomancia.

El propósito del culto, es la cura física y espiritual de los practicantes y creyentes, asi como un progreso tanto espiritual como material  (comprendiéndose esto en los estudios, negocios, empleos relaciones afectivas etc.). Aunque el estudio del culto desde diferentes teorías culturales, es singular y parece encajar dentro de cada una de ellas; el elemento más extraordinario lo constituye la experiencia del desarrollo o práctica espiritual.

A través de las tres potencias,(Maria Lionza, Felipe y Guaicaipuro) hemos aprendido sobre la universalidad de la unión espiritual, el respeto a todo ser viviente en nuestro planeta, hemos afianzado nuestra creencia en el Gran hacedor del Universo, comprobado la inmortalidad del espiritu,asi como tambien la evolucion de todo ser (material e inmaterial), lo cual es necesario para el adelanto espiritual a las puertas de la era de Acuario, se le ha rasgado el velo al oscurantismo, hemos transcendido en nuestras prácticas, luchando por la transformación moral del humano a fin de alcanzar un nuevo estado de conciencia.
MARIA LIONZA: ES PROTECTORA Y MADRE ESPIRITUAL REPRESENTATIVA DEL DON DE LA FERTILIDAD, ESPIRITU PERTENECIENTE A LA ORDEN DE MENSAJEROS CELESTES, CUYA MISION PRINCIPAL ES SEMBRAR, REGAR Y COSECHAR EN NUESTRAS CONSCIENCIAS LA VIRTUD DE MAYOR GRANDEZA: “EL AMOR”. EL AMOR ES LA IRRADIACION MAS PURA QUE PUEDE EL SER PERCIBIR.MARIA LIONZA ES UN SOL QUE PUEDE OFUSCARNOS LA VISTA Y HASTA QUITARNOS LA VISION, PORQUE ES “ LUZ ESPIRITUAL INCANDESCENTE , ENERGIA PURA, ALQUIMISTA POR EXCELENCIA, MENTORA Y MADRE ESPIRITUAL DE NOSOTROS

A %d blogueros les gusta esto: